Reflexiones. Mutare

¡¡¡No retengas a nadie!!! Sedúcelo, rétalo déjalo ir, pero no lo retengas

Llevamos tiempo escuchando sobre la Retención del Talento, y en Mutare nos surge una reflexión: ¿Se puede retener a alguien?

Si buscamos en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española la palabra Retener, la primera definición que encontramos es la siguiente:

Impedir que algo salga, se mueva, se elimine o desaparezca.

Entonces, ¿de verdad queremos impedir a alguien que se mueva de nuestra organización?. ¿Debemos retener a toda costa a nuestros empleados?

Sin duda el “obligar” a una persona a quedarse en algún lugar, en contra de su voluntad, o forzado por circunstancias, no es una buena manera de tener personas motivadas y con óptimo rendimiento en una empresa.

Retener o sujetar o aguantar no conduce a nada. Si alguien se quiere ir de tu empresa, y sus motivos son firmes y determinantes, tarde o temprano lo hará. Lo más conveniente sería que descubras porque lo hace.

Durante los años de experiencia me he encontrado trabajadores de mi empresa en búsqueda activa de empleo. Lejos de hacer un drama o posibilitar una bronca por esa circunstancia, siempre que averiguaba esa situación intentaba hablar directamente con la persona para ver los motivos de esa búsqueda de empleo en otro lugar. Eso me servía para analizar que estamos haciendo en nuestra organización y también poder ver los motivos por los que alguien quiere abandonarnos. Sin duda obtenía una información valiosa que me servía para corregir cosas. Lo que nunca paso es que existiera malestar por esa situación. No se trata de incomodar a la persona, sino tener una conversación abierta y sincera de los motivos.

Otra de las prácticas habituales para ver que podemos mejorar en la empresa son las Entrevistas de Salida. Se trata de averiguar, una vez que la persona ha comunicado y cerrado su finiquito económico, cosa importante ya que si no se puede sentir presionada por este asunto, de charlar abiertamente sobre sus motivos de salida. Se enfoca para mejorar la compañía y establecer un contacto a futuro con esa persona. Sin duda los datos que más ayudan a mejorar una organización salen de este tipo de entrevistas, que si se ejercen sin presión, son muy valiosas para cambiar cosas y mejorar procedimientos y comportamientos.

Se trata de hacer autocrítica. Soluciona los problemas de tus fugas de talento antes de que estas se conviertan en algo habitual, y el daño que se produce en la organización puede ser irreparable. Para ello el análisis debe ser obligado y la reflexión continúa. Se trata de poder gestionar a las personas desde la óptica de sus necesidades y la Cultura de la empresa.

Retención del Talento. Mutare

 

Entonces ¿Qué podemos hacer para que las personas quieran quedarse en nuestra empresa por voluntad propia?. Te presentamos algunas claves:

  • Gestiona el reto para que las personas sientan que se superan. Haz que las personas se sientan retadas en su día a día. Promueve el reto profesional a través de iniciativas innovadoras, nuevas tareas, proyectos diferentes y busca que las personas sientan que su trabajo evoluciona.
  • Busca la movilidad profesional y el cambio de tareas. Cuando una persona realiza unas mismas tareas durante mucho tiempo, provoca monotonía y aburrimiento, y esto puede llevar a buscar nuevas alternativas y metas, que se traducen en nuevos retos. No solo se trata de un ascenso jerárquico, se trata de hacer cosas diferentes y que nos sintamos retados.
  • Haz que las personas sientan que pertenecen a algo Grande. Cuando alguien siente que lo que hace es importante y colabora para hacer algo más grande que ella misma, se siente bien y da lo mejor de sí misma. La Señora de la limpieza que trabajaba en una Agencia Aeroespacial no limpiaba las oficinas, sino que ayudaba a construir naves para mandar al espacio, algo muy importante para la Humanidad.
  • Promueve el optimismo y la diversión. Si las personas se divierten con lo que hacen y se sienten bien generarán vínculos, y eso sí que gestiona el Un ambiente de trabajo ameno y sobre todo optimista, ayuda a superar momentos difíciles y genera un Sentido de Pertenencia al grupo y a los intereses de la organización.

Se trata de un Cambio de Paradigma en el área de Recursos Humanos. Hacer Políticas de Satisfacción en lugar de Políticas de Retención.

En Mutare queremos ayudar a las organizaciones a que seduzcan y reten a sus empleados, a través de Políticas de Satisfacción, que lleven a cabo un Compromiso por parte de las personas que componen la empresa.

Por | 2017-03-26T17:53:33+00:00 3 Abril, 2017|Reflexiones|0 Comentarios

Sobre el Autor:

Mutare
Somos expertos en gestión de personas y emociones con más de 25 años de experiencia apostando por el Talento y su desarrollo en las compañías.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies