“La principal Misión del Líder es Motivar a su equipo”

Esta frase podría resumir la Función Principal que tienen los responsables de gestionar personas.

Esta fundamentado en varias premisas:

  • El Líder debe impulsar a sus colaboradores para sacar su mejor versión.
  • En cualquier conversación que tenga el Líder con las personas de su equipo estos deben salir con más energía y más motivados que antes de tener esa conversación.
  • El Líder es un gestor de emociones por lo que debe tener en cuenta estas para tratar con cada persona de manera individualizada y adaptada a su forma de sentir.

Por lo tanto, la persona que gestiona a otras personas debe ofrecer motivos a sus colaboradores para que den lo mejor de si mismos y que se sienten satisfechos al hacerlo.

¿Cómo puede afrontar este Reto el Líder?

Aquí van algunas:

El Líder tiene que ser un “contagiador”. Una de sus tareas más importantes es insuflar Energía y Entusiasmo a las personas con las que se relaciona.

Debe saber empatizar con cada persona para entender bien que es lo que le mueve a la acción. Poder comprender los motivos que tiene cada persona de un equipo es poder conectar con las cosas que le hacen ser buenos profesionales.

Generar un Clima Positivo entre todos los miembros del grupo. No se trata solo de atender las necesidades individuales, adicionalmente hay que generar un ambiente motivador en el grupo. Conectando a las diferentes personalidades, formas de pensar y emociones diversas para conseguir Equipos de Alto Rendimiento.

Inspirar Confianza a los diferentes componentes del equipo. Se trata de provocar un ambiente donde las personas se sientan Seguras, escuchadas y con la posibilidad de manifestar lo que piensan sin miedo a represalias.

Fomentar el Sentido y Orgullo de pertenencia mediante acciones ejemplarizadoras del Líder. Se trata de ejercer el Vínculo a través del Ejemplo y del Apoyo mutuo. Un equipo que se siente apoyado, y que ve que el Líder es el primero en ponerse al frente sin miedo a las consecuencias, generara un Sentido de Unión muy fuerte y que vaya mas allá del Compañerismo.

Establecer una Cultura de la Celebración. No hay nada más que una a los equipos que Tanto los Éxitos como los Aprendizajes (llamados Fracasos). El líder debe ser el pegamento que una en momentos difíciles y también cuando se han conseguido resultados excelentes. Incluso cuando se han cumplido los objetivos, aunque parecían difíciles.

El Líder debe Retar a sus colaboradores. Se trata de mantener la “tensión” entre los miembros del grupo para que puedan superarse tanto individualmente como Equipo de Alto Rendimiento.

Establecer un Modelo de Mejora Continua. Hemos conseguido resultados ¿Y ahora qué? Hay que Identificarse con retos más ambiciosos que supongan mejorar como personas y como grupo. Se trata de ser más eficaces logrando una mayor eficiencia.

Ser Líder es una gran responsabilidad. Por eso se debe afrontar con herramientas para superar Retos constantes.

El Líder Motivador - Ofreciendo motivos al equipo. Mutare

Si quieres saber como gestionar un Liderazgo Positivo en MUTARE llevamos años formando a Líderes de compañías y equipos para ser más eficaces.

Pregúntanos en info@mutare.es